Ocio alternativo

Escape room Barcelona blog

¡Hey Lock-Clockers! ¿Cómo va eso?

Como podéis intuir por el título de la entrada, queremos empezar una nueva aventura y embarcarnos en el loco mundo del blogging. La idea llevaba rondando nuestras cabezas bastante tiempo, pero entre tanto puzzle y enigma no habíamos podido sacar tiempo para pararnos y escribir.

En primer lugar, para los que no nos conozcáis, somos Lock-Clock, un proyecto que nació hace un año y medio de las manos de una rusa, una italiana y una catalana en pleno centro de Barcelona. Suena a chiste, ¿no? Pues resulta que no. Los 3 unieron fuerzas y se lanzaron a abrir un escape room para aportar un toque cultural a este mundo y para traer actividades interesantes que nos alejaran de las pantallas de nuestros móviles.

«¿Y por qué habéis decidido empezar un blog?» Os preguntaréis. Creemos que el mundo de los escape rooms es todavía un universo por explorar: cada sala es completamente diferente y todas las ideas, puzles, rompecabezas y enigmas son totalmente originales. La diversidad del universo «escapil» hace crecer este boom que a tantos escapistas nos tiene completamente atrapados. Y, ¡esperamos que también os tenga enganchados a vosotros!

En este blog, podréis sumergiros un poco más en este mar que, día a día, se hace más profundo e interesante. Encontraréis cuánto hay detrás de la ficción de los escape rooms, consejos para ser los mejores escapistas o anécdotas que todos los game masters estamos ansiosos por sacar a la luz. Y quizá también alguna que otra sorpresa que nos guardamos bajo la manga.

Además, cada semana os propondremos un acertijo que, al responder correctamente en la sección de comentarios, os permitirá entrar en un sorteo mensual de una partida gratis para cualquiera de nuestras tres salas (Tesoro azteca, Misión Gaudí y After-party).

Esta semana empezamos fuerte: Deby, Nayara y María van a jugar un escape room por el que pagan 30€. Cada una pone un billete de 10€, pero a la hora de pagar, obtienen una pequeña rebaja. El game master les descuenta 5€, por lo que cada una coge una moneda de 1€ y con el resto hacen un bote común de 2€. Después, al echar cuentas, llegan a la conclusión de que les falta 1€: han pagado 9€ cada una ( 9 X 3 = 27€) y que, sumando los 2€ del bote hacen 29€.

¿Dónde está el € que falta?

Lock-clockers, ¿estáis dispuestos a uniros a nosotros en este viaje? ¡Esperamos vuestras respuestas!